Un 2016 de Crecimiento Lento y Riesgos Latentes

Perspectivas económicas 2016, otro año de transición

Un 2015 marcado por inestabilidad financiera global.

Durante 2015 vimos un año de gran inestabilidad financiera con varios eventos de volatilidad en mercados globales, pasando desde el melodrama de crisis de deuda soberana en Grecia y su supuesta salida de la Unión Europea; a la psicosis de inversionistas globales por la expectativa de alza de tasas de interés en Estados Unidos, que sigue sin ocurrir; continuando con las preocupaciones de desaceleración global impactada por el menor crecimiento en China y cerrando con la continua caída en el precio de mercancías en especial en el sector petrolero. Todo ello llevó, entre otros efectos, a la devaluación de divisas frente al dólar, a varios ajustes en mercados accionarios y a la falta de visibilidad para realizar proyecciones financieras o simplemente para saber en qué parte del ciclo económico nos encontramos.

Dentro de México sufrimos los efectos de la inestabilidad financiera, sin embargo, los efectos negativos fueron ligeramente menores a los experimentados por nuestros símiles latinoamericanos debido a una menor exposición a la desaceleración económica china y nuestro mayor vínculo con la economía de Estados Unidos. A pesar de ello, en lo que va del año observamos la depreciación del peso respecto al dólar en el orden de 17.0 % así cómo constantes revisiones a la baja de crecimiento del PIB para 2015, ahora estimado en 2.4% (Encuesta Banxico) y por debajo del 2.7% de Estados Unidos (Banco Mundial). Durante 2015 observamos que ni siquiera una inesperada baja en tasas de interés por parte del Banco de México de 0.25% ayudó a incentivar el crecimiento económico.

… Y poca capacidad de reacción al interior con un México debilitado por falta de liderazgo y la apuesta al sector energético

En México, durante 2015 se observó una mayor erosión de la imagen presidencial, además de evidenciarse la incapacidad de respuesta para manejo de crisis de la presente administración, a  ello se sumaron las múltiples acusaciones de corrupción y críticas sobre la mala calidad en la ejecución del gasto público, así como a los cambios en el gabinete presidencial, la concentración de rezago económico en algunos estados y el descontento social enmarcado por los eventos ocurridos en Ayotzinapa y la fuga del Joaquín “el Chapo” Guzmán.

Por otro lado, la gran apuesta de reforma energética enfrentó las dificultades del mercado global y difícilmente verá frutos en el corto plazo. Para nuestra mala fortuna, la reforma energética no pudo venir en peor momento, en un mercado bajista de petróleo que mostró un desplome en su precio de alrededor de 60% desde 2014 y que continuó con una baja en el orden de 20% a su mínimo durante 2015. Es precisamente en 2015 que las expectativas de la reforma energética en materia de inversiones se aterrizaron reduciéndose drásticamente al chocar con la realidad en el poco éxito logrado en la ronda 1 de las dos fechas de licitaciones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos para la exploración y producción de hidrocarburos en aguas someras.  Con las menores perspectivas de la reforma energética, el costo de los favores políticos y el uso de la reforma fiscal, financiera, educativa como moneda de cambio para aprobar la energética, nos ha pasado una factura más elevada de lo anticipado y ha dejado al gobierno con poca capacidad de reacción.

Un 2016 de débil crecimiento económico y riesgo a la baja

Observamos que 2016 será un año de transición, sobre el que existe poca convicción de una sólida recuperación económica y más bien la idea de una pequeña mejora respecto a 2015.  En México, se espera un crecimiento anclado al de Estados Unidos y por debajo del crecimiento global; adicionalmente, se espera el alza en las tasas de interés con un incremento constante pero moderado, la inflación se prevé en niveles bajos pero aumentando, al mismo tiempo se proyecta un dólar caro que ha llegado para quedarse y finalmente, se contemplan presiones en gasto de gobierno y finanzas públicas por el bajo precio del petróleo, a pesar de las coberturas.

Es pertinente resaltar que las ya moderadas estimaciones mantienen riesgos considerables que podrían obstaculizar el crecimiento esperado en México. En orden de importancia los principales factores de riesgo a los estimados económicos realizados por el consenso de analistas (Encuesta Banxico) son 1) la debilidad del mercado externo y la economía mundial, 2) la inestabilidad financiera internacional, 3) la plataforma de producción petrolera y 4) problemas de inseguridad Pública.  

Aquí los números…

El Banco de México (Banxico) estima un crecimiento del PIB en México en 2016 entre 2.5% y 3.5% cuyo rango medio de 3.1% es utilizado por SHCP para estimaciones de finanzas públicas. Dicho crecimiento supone una aceleración respecto al estimado de Banxico para 2015 de 1.9% a 2.4% y por encima del crecimiento esperado en 2016 para EUA de 2.8% (Banco Mundial), pero ligeramente por debajo de la expectativa de crecimiento global para 2016 de 3.3% (Banco Mundial).

En cuanto a la inflación, Banxico espera niveles cercanos a su objetivo permanente de 3.0% sin embargo, existe un riesgo considerable de mayor inflación por la depreciación del tipo de cambio actual, el consenso de analistas (Encuesta Banxico) prevé inflación del orden de 3.3% al cierre de 2016.

Después de un entorno de tasas de interés bajas se espera que en diciembre 2015 la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) finalmente aumente la tasa de referencia y existan varios incrementos durante 2016. Se espera que Banxico se alinee a la política monetaria marcada por la FED; ya desde 2015 Banxico ha dado señales de ello al cambiar su calendario de anuncios de política monetaria un día después de lo establecido por la FED. El consenso de analistas prevé un alza en la tasa de interés de referencia para México de 0.25% en diciembre de 2015 y un acumulado de 1.0% en 2016 para ubicarse en 4.0% al cierre del próximo año.

Se espera que durante 2016 se mantenga un déficit fiscal de alrededor de 2.6% del PIB, debido al efecto prolongado de precios bajos de petróleo y poca compensación en otros rubros impositivos, la Secretaria de Hacienda estima que en 2016 el precio del barril de petróleo de mezcla mexicana se ubique en el orden de los US 54.7. Relacionado con ello, la SHCP ha contratado coberturas para fijar un precio mínimo de US 49 por barril.

El tipo de cambio esperado por el consenso de analistas se ubica en 16.7 para 2016 a este respecto es pertinente señalar que paridad peso-dólar ha alcanzado un nuevo nivel de cotización despidiéndonos de niveles anteriores de 13, 14 e incluso 15 pesos por dólar. Al mismo tiempo, observamos que las expectativas de alza constante en tasas de interés en Estados Unidos podrá ser un factor que presione el tipo de cambio en el mediano plazo, es decir, el dólar seguirá caro.

Las recomendaciones de finanzas personales

Se recomienda capitalizar las circunstancias de mercado actuales con las siguientes acciones: Adquirir hipotecas o créditos automotrices a tasa fija en pesos si se cuenta con un ingreso estable; favorecer la compra de productos con pocos insumos denominados en dólares; tomar ventajas de vuelos baratos por bajos precios de turbosina y a destinos con una mayor depreciación de moneda en comparación al peso, dar mayor ponderación a vacaciones a destinos nacionales en lugar de hacerlo a Estados Unidos, aprovechar efecto positivo de remesas.

Adicionalmente, se recomienda un portafolio de inversión diversificado con exposición al dólar, abandonar bonos en tasa fija, mantener liquidez e ir ingresando gradualmente al mercado accionario después de la primera alza de tasas.

Fuente:

Banco de México, Informe Trimestral julio-septiembre 2015.

Banco de México, Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, Noviembre 2015.

SHCP, Criterios Generales de Política Económica Ejercicio Fiscal 2016.

Bloomberg.

Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Banco Mundial.

Precios al 26 de Noviembre de 2015.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s